Brackets Linguales: La ortodoncia invisible ya está aquí

Conoce tus derechos: Vuelo Cancelado, Vuelo Retrasado, Perdida de Equipaje, etc..

Si eres de los que le dan mucha importancia a su apariencia física e imagen, la ortodoncia lingual es la solución perfecta para ti. De hecho, los brackets linguales son, hoy por hoy, uno de los tratamientos más novedosos para corregir la maloclusión, es decir, las malposiciones dentales.

En vista de que existen diferentes tipos de brackets invisibles, conviene que conozcas cuáles ofrecen mejor calidad, cómo funcionan, cuánto dura el tratamiento, cómo se colocan, principales ventajas e inconvenientes, precio aproximado de este tipo de ortodoncia y cómo se deben cuidar una vez colocados.

¿Cuáles son los brackets linguales?

La ortodoncia lingual es una técnica que mejora la estética dental del paciente, ya que los brackets quedan ocultos en la parte interna del diente, como si fueran imperceptibles. Por algo se le conoce como ortodoncia invisible.

El tratamiento está indicado en pacientes con problemas de separación de dientes, mordida abierta o cruzada, apiñamiento, movimientos múltiples, corrección de incisivos o cualquier otro tipo de maloclusión.

En general, la ortodoncia lingual utiliza dos tipos de brackets: estándar (plástico, metálico o cerámica) y personalizado (aleación de oro). Estos últimos se diseñan a medida del paciente, por tanto, ofrecen mayor precisión, adaptación y eficacia.

¿Cómo funcionan los brackets linguales?

Son muy similares a los de tipo convencional. Se trata de un sistema de alambres y brackets que se adhieren a los dientes, y, que mediante fuerzas ligeras llevan los dientes a una posición adecuada. Con frecuencia, los brackets linguales son de medidas estándar, si bien cada es más habitual la ortodoncia lingual personalizada.

A la hora de corregir problemas de maloclusión, la ortodoncia invisible ofrece un funcionamiento ligeramente diferente a los demás sistemas (brackets blancos, transparentes, metálicos o de zafiro).

Se fabrican con base a una aleación de oro, por eso son tecnológicamente avanzados. El diseño se realiza por medio de un ordenador, luego se fabrican uno a uno según los dientes de cada persona. También se elabora de la misma manera las cubetas de adhesión y los arcos del aparato dental.

En cambio, los estándar no cuentan con un componente tecnológico ni se diseñan a medida. Por cierto, la mayoría se fabrica a partir de un material más barato (plástico, metal, porcelana, entre otros), se elabora infinidad de ellos a la vez y se utilizan los mismos en muchos pacientes.

¿Durante cuánto tiempo se tiene que usar los brackets?

El tiempo total de una ortodoncia lingual varía de acuerdo a algunos factores como el grado de compromiso del paciente con el tratamiento, el movimiento de las piezas dentales, la severidad de la maloclusión, entre otros. No es lo mismo un apiñamiento severo que el movimiento de unas cuantas piezas.

Considerando estos factores, una ortodoncia lingual invisible puede rondar los 12-18 meses para obtener resultados favorables. Cuando son casos leves o moderados, es posible que el tratamiento finalice antes de 6 meses.

¿Cómo se colocan?

Existen diferentes técnicas de colocación, sin embargo, dos de las más habituales son cementado directo e indirecto. La primera consiste en colocar cada braquets sobre los dientes, lo que obliga tener la boca abierta. La segunda implica utilizar una férula o cubeta de adhesión para ubicar los brackets y luego transferir a los dientes.

En cualquier caso, lo primero que hace el ortodoncista es realizar una impresión dental. Si son personalizados, las impresiones son enviadas para su fabricación. Esto tarda aproximadamente unas 6 semanas. Una vez listos, el dentista utiliza cemento dental para fijar los brackets en la parte posterior de los dientes.

Ventajas e inconvenientes

La ortodoncia lingual en un tratamiento con brackets que busca corregir los problemas de maloclusión en poco tiempo, de forma eficaz y cómoda. Con todo, tiene sus beneficios e inconvenientes con respecto a otros procedimientos. De todos ellos, estos son los que más destacan:

Ventajas

  • Son 100% invisibles, es decir, imperceptibles a los demás, ya que se colocan detrás del diente.
  • Son diseñados a la medida. Esto garantiza más adhesión, mejor precisión y mayor evolución en el tiempo.
  • El tiempo de tratamiento es menor. Colocarlos en función del problema de cada paciente mejora el movimiento de los dientes, reduciendo el tiempo que se requiere para corregir el problema.
  • La ubicación de los brackets en la parte posterior del diente facilita la higiene bucal. Al existir en la zona mayor cantidad de saliva, se reduce la proliferación de bacterias.
  • El grosor es mínimo y resistente. Como son tan finos, pequeños y personalizados no ocasionan molestias al hablar ni en la lengua.

Inconvenientes

  • El principal inconveniente de este procedimiento es su precio elevado con respecto a la ortodoncia tradicional.
  • En ocasiones, el lugar donde se colocan los braquets linguales conlleva un tiempo de adaptación de unas 2-3 semanas.
  • Precisan ajustes cada cierto tiempo.

Precio aproximado de este tipo de ortodoncia en España

En España el precio de la ortodoncia lingual invisible varía entre los 3.000 y los 7.000 euros. Los más caros son a medida o personalizados. El precio elevado de este tratamiento, entre otras razones, se debe a que la fabricación lleva más trabajo.

También influye en el precio la gravedad de la maloclusión que puedas tener o, la zona donde elijas hacer el tratamiento. En todo caso, lo más recomendable es que contrates un seguro dental o pidas presupuesto en varias clínicas.

¿Cómo se deben cuidar los brackets linguales?

Aunque puede ser difícil limpiar el aparato, puedes resolver la dificultad si utilizas un cepillo eléctrico. La parte externa del diente no supone mayor problema a la hora del cepillado. Lo importante es que, a pesar de las posible molestias e incomodidades, la zona puede mantenerse completamente higienizada. Mantener la rutina de limpieza cada vez que se realice alguna comida, para así evitar que se acumulen restos.

En definitiva, la ortodoncia lingual resulta bastante eficaz para corregir, con mucha discreción y precisión todo tipo de maloclusión dental. Por tratarse de un avanzado tratamiento su precio es mucho más caro, pero es la mejor alternativa si quieres corregir tu sonrisa de forma invisible y cómoda.

error: checked